Junta Mayor de la Semana Santa Marinera de Valencia

Lunes, Julio 24, 2017

Compartir

             

 

 

TANIA ARTIGUES

COFRADIA DE GRANADEROS DE LA VIRGEN DE LOS DOLORES

PERSONAJE BÍBLICO:  JUDITH

 

¿QUÉ REPRESENTA PARA TI LA SEMANA SANTA MARINERA?

Por un lado es la cultura y tradición de la gente de nuestros barrios, de nuestros antepasados. Emociones y sentimientos que se han ido transmitiendo de abuelos a padres y a hijos, difíciles de explicar. Vivencias únicas y personales.

Y por otro lado más personal, es la muestra pública de mi fe en Cristo, y la devoción hacia la Virgen de los Dolores que me ha transmitido mi marido.

¿QUÉ TE ANIMÓ A REPRESENTAR ESTE PERSONAJE BÍBLICO EN CONCRETO?

Pues mi personaje es Judith, como suelen conocerla lo más pequeños “la samaritana del puñal”, y este es mi caso:

Formo parte de la Semana Santa Marinera desde que soy mayor de edad, pero desde bien pequeña veía las procesiones súper atenta, quedándome embobada con los personajes bíblicos, y preguntando a mis iaios quien era cada uno, pero cuando aparecía “la del puñal” muchos niños se asustaban, y yo decía fantaseando: “esta es mi favorita, de mayor esa seré yo”. Así que cuando tuve la oportunidad no lo dudé ni un segundo, cogí el personaje con las mismas ganas e ilusión que había tenido siempre.

¿CUÁL ES PARA TI EL ACTO MÁS EMOTIVO DE LA SEMANA SANTA? ¿POR QUÉ?

Elegir solamente un acto me parece totalmente imposible. Cada momento, cada acto, cada procesión tiene un algo, un sentimiento o una emoción diferente, pero sí que puedo destacar 3.

Uno sería el Viernes de Dolor, día de nuestra cofradía. Es el momento de la presentación de los nuevos cofrades, y notas en el ambiente la emoción de la primera vez. También es el primer día de nuestra semana grande, y estás deseando que llegue todo el año. Pero sobre todo, por ver salir a la Virgen por la puerta de la iglesia, en su trono anda, portada a hombros por la cuadrilla de Hombres y Mujeres de Trono, ya que es impresionante

Otro sería el Santo Entierro, ya que al ser una de ser una de las procesiones más duras, por el largo recorrido y el paso lento, me da tiempo de pensar y reflexionar sobre muchas cosas, además de cumplir promesas o pedir por los demás.

Pero sin duda, para mí el acto más emotivo, el que destaco por excelencia, el que me remueve por dentro y me pone los vellos de punta es el Cubrimiento del Rostro de los Granaderos. Es breve, poco más de 10 minutos, pero el toque de oración junto a las palabras [… a ti Virgen Dolorosa, tus hijos los Granaderos, por el dolor que sufriste,  te acompañamos cubiertos.] es un momento único.

¿CUÁL ES TU VIVENCIA MÁS ENTRAÑABLE EN LA SEMANA SANTA MARINERA?

Los recuerdos que tengo de pasar las horas viendo las procesiones en la C/Barraca (y luego en C/Reina) esquina Carlos Ros junto a mis iaios, mis tíos (sus hermanos) y mis padres desde bien pequeña, que a pesar de vivir en la malvarrosa nos juntábamos todos allí, en las sillas que mi tío preparaba y guardaba con ilusión todo el día para poder ver el Santo Entierro en familia.

El sonido del tambor…cada vez que los oía de lejos se me ponía (y todavía se pone) unas cosquillas en el estómago que, me hacía gritar por toda la casa: ¡Vamonooooos, que llegamos tardeeeee!!! Y mi iaio decía: ¡Xeee, si encara falta més de 1 hora!

Y como no, gracias a la Semana Santa Marinera conocí a mi marido, el que me ha hecho tener mucho más amor, pasión y dedicación por la fiesta. Cosa que sin duda haremos con nuestro hijo, y espero que éste siga la tradición con los suyos.

¿CÓMO DESCRIBIRÍAS EL DESFILE DEL DOMINGO DE RESURRECCIÓN?

Es el colofón final, la fiesta y la alegría de la Resurrección de nuestro Señor. Todo se llena de color, música, alegría y flores.

Señoras esperando a recoger la mayor cantidad de flores para reunirlas en sus jarroncitos en casa, y al poder ser compararlos con la amiga y/o vecina a ver quién ha recogido más.

Niños eufóricos, aplaudiendo y gritando con todas sus fuerzas para que les lances una flor.

Paso rápido, movimientos ágiles, sin perder la formación.

Y al salir de la plaza del Rosario, empieza la cuenta atrás, nos quedan 365 días para volver a empezar. Todo un año por delante para seguir trabajando día a día.